Global Navigation
PÁGINA PRINCIPAL

SEMILLAS DE DISEÑO

CONSERVACIÓN DEL MILAGRO DE LA VISTA: EL LÁSER Y LA CIRUGÍA OFTALMOLÓGICA

TRATAMIENTO DE LA LEUKEMIA INFANTIL

WAVELETS: VER EL BOSQUE Y LOS ÁRBOLES

EL FENÓMENO DE LA REDUCCIÓN DEL OZONO

EL DESARROLLO DE LA RESONANCIA MAGNÉTICA

PARA ACLARAR EL ENIGMA DE LA VITAMINA D

LA HISTORIA DE LA HEPATITIS B

SONIDO DESDE EL SILENCIO: EL DESARROLLO DE LOS IMPLANTES COCLEARES

EL DESARME DE UN VIRUS MORTAL: LAS PROTEASAS Y SUS INHIBIDORES

POLÍMEROS Y PERSONAS

CUANDO LA TIERRA SE MUEVE

SONDEAR LOS SECRETOS DEL OCÉANO

DE LOS EXPLOSIVOS AL GAS TERAPÉUTICO: EL ÓXIDO NÍTRICO EN BIOLOGÍA Y MEDICINA

SISTEMAS DE POSICIONAMIENTO GLOBAL: EL PAPEL DE LOS RELOJES ATÓMICOS

LAS COMUNICACIONES MODERNAS: LA REVOLUCIÓN DEL LÁSER Y LA FIBRA ÓPTICA

PRUEBAS DE GENES HUMANOS

LOCAL SEARCH


Contenido
Primera Página
Ahora veo bien...
La retina – el centro de la visión
Mientras tanto, en el mundo de la física...
La potencia de la luz
Generación de luz con moléculas
Descubrimientos accidentales
La llegada del Argón
Adaptación del láser a las distintas tareas
Cronología
Créditos
  Conservación del milagro de la vista: el láser y la cirugía oftalmológica

Pagína AnteriorPróxima Pagína


Mientras tanto, en el mundo de la física...

En 1917, justo antes de que Jules Gonin anunciara la causa del desprendimiento de retina repentino, Albert Einstein publicó un artículo sobre el fenómeno que él denominó "emisión estimulada", lo que finalmente resultaría en el láser. La idea de Einstein estaba basada en el trabajo del físico alemán Max Planck en 1900 y el teórico danés Niels Bohr en 1913. Planck tenía la teoría que los átomos acelerados irradiaban energía en paquetes discretos, a lo que llamó "quanta". En 1905, cinco años después, Einstein sugirió que la luz en sí no estaba formada por ondas, como se creía en teorías anteriores, sino por paquetes discretos o partículas (que posteriormente se denominarían fotones) y que contenían energía. Más adelante demostró cómo la materia podía absorber y emitir la energía de la luz, la energía de los fotones, y utilizó esta idea para explicar el efecto fotoeléctrico, un fenómeno que desconcertó a los científicos durante décadas. Este descubrimiento le llevaría más adelante a ganar el Premio Nobel.

Durante años, los físicos discutirían si la luz era un fenómeno de las ondas o de las partículas antes de aceptar que de alguna forma era de ambos. Actualmente, la radiación electromagnética se podría describir en términos de su longitud de onda, la distancia entre los picos de dos ondas consecutivas, o su frecuencia, expresada en hertzios, el número de ciclos de onda por segundo. Cuanto más corta sea la longitud de onda, más alta es la frecuencia y más energía tiene el fotón.

Mucho antes de que el debate finalizara, Einstein descubrió algo más. Según el modelo de átomo de Niels Bohr, los electrones ocupan órbitas específicas alrededor del núcleo que se determinan a través del nivel de energía del átomo. Un átomo absorbe sólo la cantidad exacta de energía que necesita para que el electrón salte desde una órbita hasta otra específica superior, y emite una cantidad de energía específica cuando un electrón cae de una órbita superior a una inferior. Esto explicó por qué los átomos de un gas determinado tal como el neón, emiten luz con un patrón concreto de longitudes de onda y tienen un color característico.

Los átomos en un estado excitado, es decir, los átomos cuyos electrones se encuentran en órbitas de superiores de energía, a la larga y de forma espontánea volverán a caer a su estado inferior o inicial, liberando la energía almacenada en el proceso. Esta emisión espontánea ocurre de forma aleatoria; los fotones de energía emitidos se desvían en direcciones aleatorias. Según Einstein, si los átomos en un estado excitado se estimulan por el encuentro con fotones de luz que tengan la cantidad de energía adecuada (que deberá ser igual a la diferencia entre los estados de energía inferior y superior), el encuentro puede ocasionar una especie de reacción en cadena de emisión.

No solo la reacción en cadena aumenta la intensidad de la luz que está pasando, sino que los fotones emitidos se dirigen todos en la misma dirección que los fotones recibidos. Sin embargo, el aumento de la intensidad de luz a través de la emisión estimulada sólo se produce si hay más átomos en estado excitado que en estado inicial (al contrario que ocurre normalmente).

Por lo tanto, la emisión estimulada necesita lo que se conoce como inversión de población: la población de átomos debe estimularse artificialmente hacia un estado excitado, y esto se realiza normalmente por medio de la exposición a la luz.

Pagína AnteriorPróxima Pagína

 

The National Academies

|

Current Projects | Publications | Directories | Search | Site Map | Feedback

Copyright 2003 National Academy of Sciences. All rights reserved.
500 Fifth Street, N.W., Washington, DC 20001
Terms of Use & Privacy Statement