Global Navigation
PÁGINA PRINCIPAL

SEMILLAS DE DISEÑO

CONSERVACIÓN DEL MILAGRO DE LA VISTA: EL LÁSER Y LA CIRUGÍA OFTALMOLÓGICA

TRATAMIENTO DE LA LEUKEMIA INFANTIL

WAVELETS: VER EL BOSQUE Y LOS ÁRBOLES

EL FENÓMENO DE LA REDUCCIÓN DEL OZONO

EL DESARROLLO DE LA RESONANCIA MAGNÉTICA

PARA ACLARAR EL ENIGMA DE LA VITAMINA D

LA HISTORIA DE LA HEPATITIS B

SONIDO DESDE EL SILENCIO: EL DESARROLLO DE LOS IMPLANTES COCLEARES

EL DESARME DE UN VIRUS MORTAL: LAS PROTEASAS Y SUS INHIBIDORES

POLÍMEROS Y PERSONAS

CUANDO LA TIERRA SE MUEVE

SONDEAR LOS SECRETOS DEL OCÉANO

DE LOS EXPLOSIVOS AL GAS TERAPÉUTICO: EL ÓXIDO NÍTRICO EN BIOLOGÍA Y MEDICINA

SISTEMAS DE POSICIONAMIENTO GLOBAL: EL PAPEL DE LOS RELOJES ATÓMICOS

LAS COMUNICACIONES MODERNAS: LA REVOLUCIÓN DEL LÁSER Y LA FIBRA ÓPTICA

PRUEBAS DE GENES HUMANOS

LOCAL SEARCH


Contenido
Primera Página
La hepatitis B: una enfermedad debilitadora
La búsqueda de pistas en la sangre
Una muestra de sangre decisiva
Una conclusión sorprendente
La revolución en el análisis de sangre
¿Y qué ocurrió con esas partículas?
Una vacuna para prevenir el cáncer de hígado
Desvelado el ABC de la hepatitis
Cronología
Créditos
  La historia de la hepatitis B

Pagína AnteriorPróxima Pagína


La revolución en el análisis de sangre

El descubrimiento del antígeno HBsAg, de la hepatitis B, tenía enormes implicaciones clínicas. En los años 1960 en Estados Unidos, un gran porcentaje de la sangre que se donaba se obtenía de donantes remunerados, que tenían más probabilidad de tener hepatitis B que la población general. Como consecuencia, la incidencia de hepatitis post-transfusión era elevada; en algunos estudios, la enfermedad se desarrolló en la mitad de los pacientes que recibieron gran cantidad de transfusiones debido a tratamientos quirúrgicos importantes. La comunidad médica reconoció que si se pudiera analizar mediante una prueba adecuada la sangre contaminada con HBsAg, se podría reducir drásticamente la incidencia de la hepatitis post-transfusión.

Pero la técnica de difusión en gel que habían utilizado Blumberg y Alter para detectar el HBsAg no era lo suficientemente sensible para realizar análisis de sangre precisos. Por fortuna, la curiosidad de dos investigadores del Centro Médico de la Administración de Veteranos del Bronx por saber lo que ocurría con la insulina en la sangre de los diabéticos había llevado a principios de los años 1950 al desarrollo de una técnica revolucionaria para detectar y medir cantidades muy pequeñas de proteínas de suero y anticuerpos. Rosalyn Yalow y Solomon Berson se habían quedado perplejos al observar cómo los diabéticos producían insulina, una hormona producida por el páncreas, pese a que la diabetes se caracteriza por síntomas que indican una carencia de insulina. Para determinar lo que ocurre con la insulina en los diabéticos una vez que entra en el torrente sanguíneo, prepararon una forma radioactiva de hormona que se podía detectar con facilidad. Sin embargo, mientras estudiaban la sangre de diabéticos que habían recibido inyecciones de insulina radioactiva, los investigadores descubrieron que la insulina se unía a anticuerpos generados por el sistema inmunológico del paciente. Ese descubrimiento condujo a Yalow y Berson a inventar una técnica denominada radioinmunoensayo, que permite rastrear cantidades ínfimas de una sustancia cuando se vincula a un anticuerpo u otra proteína. El radioinmunoensayo no sólo era mucho más simple que las técnicas de difusión en gel, sino que además su sensibilidad era mil veces superior. Yalow compartió el premio Nobel de fisiología o medicina en 1977 por su desarrollo del radioinmunoensayo.

Varias empresas comerciales e investigadores académicos adaptaron el radioinmunoensayo para producir equipos para detectar con precisión el HBsAg en la sangre. En 1972, se promulgaron leyes en Estados Unidos por las que se obligaba a realizar análisis del virus de la hepatitis B (VHB) en la sangre procedente de donaciones. Como resultado, todos los bancos de sangre realizaron análisis de todas las muestras de sangre, y la hepatitis post-transfusión debida a la hepatitis B se convirtió en algo fuera de lo común. Los análisis de VHB en sangre procedente de donaciones han supuesto un ahorro en tratamientos médicos estimado en unos 500 millones de dólares al año tan sólo en Estados Unidos.

Pagína AnteriorPróxima Pagína

 

The National Academies

|

Current Projects | Publications | Directories | Search | Site Map | Feedback

Copyright 2003 National Academy of Sciences. All rights reserved.
500 Fifth Street, N.W., Washington, DC 20001
Terms of Use & Privacy Statement