Global Navigation
PÁGINA PRINCIPAL

SEMILLAS DE DISEÑO

CONSERVACIÓN DEL MILAGRO DE LA VISTA: EL LÁSER Y LA CIRUGÍA OFTALMOLÓGICA

TRATAMIENTO DE LA LEUKEMIA INFANTIL

WAVELETS: VER EL BOSQUE Y LOS ÁRBOLES

EL FENÓMENO DE LA REDUCCIÓN DEL OZONO

EL DESARROLLO DE LA RESONANCIA MAGNÉTICA

PARA ACLARAR EL ENIGMA DE LA VITAMINA D

LA HISTORIA DE LA HEPATITIS B

SONIDO DESDE EL SILENCIO: EL DESARROLLO DE LOS IMPLANTES COCLEARES

EL DESARME DE UN VIRUS MORTAL: LAS PROTEASAS Y SUS INHIBIDORES

POLÍMEROS Y PERSONAS

CUANDO LA TIERRA SE MUEVE

SONDEAR LOS SECRETOS DEL OCÉANO

DE LOS EXPLOSIVOS AL GAS TERAPÉUTICO: EL ÓXIDO NÍTRICO EN BIOLOGÍA Y MEDICINA

SISTEMAS DE POSICIONAMIENTO GLOBAL: EL PAPEL DE LOS RELOJES ATÓMICOS

LAS COMUNICACIONES MODERNAS: LA REVOLUCIÓN DEL LÁSER Y LA FIBRA ÓPTICA

PRUEBAS DE GENES HUMANOS

LOCAL SEARCH


Contenido
Primera Página
Un caso de confusión de identidad
Cómo se encontró la causa de la enfermedad
"...una sustancia diferente de las proteínas y las sales..."
Acercándose al raquitismo
¿Animal, vegetal o mineral?
Vínculo de la vitamina D con el control del calcio
Más que sólo una forma de regular el calcio
Cronología
Créditos
  Para aclarar el enigma de la vitamina D

Pagína AnteriorPróxima Pagína


Un caso de confusión de identidad

Una de las razones por las cuales la vitamina D dejó perplejos a los científicos por muchos años, fue que inicialmente se le identificó como una vitamina tradicional, o sea, una sustancia esencial que nuestros organismos no pueden producir sino que solamente puede provenir de nuestros alimentos. Pero, a diferencia de oligoelementos dietéticos esenciales como las vitaminas A, B y C, que los seres humanos deben obtener directamente de los alimentos, la vitamina D se puede producir en el cuerpo por medio de una reacción fotosintética al exponerse la piel a la luz del sol. Sin embargo, lo resultante es solamente una sustancia precursora que debe realizar dos transformaciones, primero en el hígado y luego en el riñón, para convertirse en la sustancia biológicamente activa que utiliza el organismo. Esta forma activa de la vitamina D es una hormona, químicamente relacionada a las hormonas esteroides familiares, como las reguladoras de testosterona y estrógeno y el regulador de estrés, el cortisol.

Como se ve en esta imagen de rayos X, los huesos de un niño con raquitismo, que evita la conversión de cartílago suave a hueso saludable, se doblan bajo el creciente peso del niño. (Michael R. Richardson, Departamento de Radiología de la University of Washington

Cómo se logró un claro entendimiento de la naturaleza multifacética de la vitamina D y el papel que juega en el organismo, especialmente respecto a su relación al calcio, fue consecuencia de tres diferentes modos de investigación. Los investigadores originales se interesaron en las causas y la prevención de enfermedades específicas como el escorbuto, beriberi y raquitismo. Separadamente, los científicos estaban examinando la forma cómo los constituyentes primarios de los alimentos (proteínas, grasas, carbohidratos, sales y el agua) afectaban la salud y el desarrollo. Estos dos frentes de trabajo se fusionaron para producir el concepto de vitaminas, un micronutriente esencial de los alimentos, y así establecer que la deficiencia de vitaminas puede causar enfermedades. Esto permitió que la deficiencia de vitamina D se reconociese como la causa del raquitismo. Pero muchos aspectos de esta "vitamina" permanecieron desconcertantes, ya que era una hormona cuya forma activa es producida por nuestros cuerpos como resultado de señales reguladoras. El entendimiento de la hormona de la vitamina D y sus funciones en la fisiología humana requerirían el conocimiento y los mecanismos de una tercera fase de investigación que habían desarrollado químicos orgánicos que analizaban esteroles, los alcoholes esteroides (como el colesterol) que se encuentran en las grasas animales y vegetales. Así como la imagen en un tapiz se forma tejiendo muchos hilos, las ideas que surgieron de cada modo de investigación eventualmente formaron un patrón que resolvió el enigma de la vitamina D.

Pagína AnteriorPróxima Pagína

 

The National Academies

|

Current Projects | Publications | Directories | Search | Site Map | Feedback

Copyright 2003 National Academy of Sciences. All rights reserved.
500 Fifth Street, N.W., Washington, DC 20001
Terms of Use & Privacy Statement