Global Navigation
PÁGINA PRINCIPAL

SEMILLAS DE DISEÑO

CONSERVACIÓN DEL MILAGRO DE LA VISTA: EL LÁSER Y LA CIRUGÍA OFTALMOLÓGICA

TRATAMIENTO DE LA LEUKEMIA INFANTIL

WAVELETS: VER EL BOSQUE Y LOS ÁRBOLES

EL FENÓMENO DE LA REDUCCIÓN DEL OZONO

EL DESARROLLO DE LA RESONANCIA MAGNÉTICA

PARA ACLARAR EL ENIGMA DE LA VITAMINA D

LA HISTORIA DE LA HEPATITIS B

SONIDO DESDE EL SILENCIO: EL DESARROLLO DE LOS IMPLANTES COCLEARES

EL DESARME DE UN VIRUS MORTAL: LAS PROTEASAS Y SUS INHIBIDORES

POLÍMEROS Y PERSONAS

CUANDO LA TIERRA SE MUEVE

SONDEAR LOS SECRETOS DEL OCÉANO

DE LOS EXPLOSIVOS AL GAS TERAPÉUTICO: EL ÓXIDO NÍTRICO EN BIOLOGÍA Y MEDICINA

SISTEMAS DE POSICIONAMIENTO GLOBAL: EL PAPEL DE LOS RELOJES ATÓMICOS

LAS COMUNICACIONES MODERNAS: LA REVOLUCIÓN DEL LÁSER Y LA FIBRA ÓPTICA

PRUEBAS DE GENES HUMANOS

LOCAL SEARCH


Contenido
Primera Página
Un caso de confusión de identidad
Cómo se encontró la causa de la enfermedad
"...una sustancia diferente de las proteínas y las sales..."
Acercándose al raquitismo
¿Animal, vegetal o mineral?
Vínculo de la vitamina D con el control del calcio
Más que sólo una forma de regular el calcio
Cronología
Créditos
  Para aclarar el enigma de la vitamina D

Pagína AnteriorPróxima Pagína


Más que sólo una forma de regular el calcio

Ya que se había determinado el papel de la absorción de calcio, los investigadores en los años 70 empezaron a estudiar en más detalle la vitamina D, y con resultados sorprendentes. Varios grupos encontraron la hormona de vitamina D en el núcleo de células que no eran parte del sistema clásico de almacenamiento de calcio incluyendo el cerebro, los linfocitos (las células blancas de la sangre que atacan a las infecciones), en la piel y en tejidos malignos. ¿Qué función tendría la vitamina D en esos lugares?

A principios de los años 80, el científico japonés Tatsuo Suda hizo el interesante descubrimiento de que el añadir la hormona a células malignas de leucemia incipiente, causaba que las células se diferencien, maduren y se detenga su crecimiento. Hasta el momento se encuentra que la cantidad de hormona de vitamina D necesaria para detener el crecimiento desbocado de tumores y cánceres, es demasiado tóxica para utilizarla en seres humanos, pero el descubrimiento de Suda sugiere que esta fascinante hormona juega más papeles que el de regular el nivel de calcio en el organismo. Este descubrimiento provocó el inicio de una nueva era en la investigación de la vitamina D.

A mediados de los años 80, un grupo de investigadores dirigidos por S. C. Manolagas descubrió que la hormona de vitamina D también parecía jugar un papel en la modulación del sistema inmune. En 1993, S. Yang y otros científicos en el laboratorio de DeLuca encontraron que fuertes dosis de la hormona de la vitamina D administrada a ratas, las protegen de la inflamación normalmente asociada a heridas y a irritantes químicos. Esta inesperada función inmunosupresora de la hormona de la vitamina D sugirió una nueva y amplia gama de posibilidades, incluyendo su utilización en el control de enfermedades autoinmunes.

Más desarrollado está el efecto de la hormona de la vitamina D sobre la psoriasis, un desorden desfigurante de la piel que afecta a unos 50 millones de personas en todo el mundo. Por razones que se desconocen, la psoriasis causa que las células de la piel se multipliquen incontrolablemente. Debido a que no se diferencian y desarrollan normalmente, las células de la piel se agrupan en antiestéticas erupciones, escamas y escaras. En los años 80, un equipo japonés de investigadores demostró que la 1,25-dihidroxivitamina D3 puede inhibir el crecimiento de las células de la piel. Un equipo de científicos de Boston University School of Medicine dirigido por Michael F. Holick, investigó más esta inhibición y razonó que se podría utilizar para el tratamiento de la psoriasis.

Los experimentos iniciales de Holick y sus co-trabajadores con la hormona de vitamina D han mostrado que la aplicación tópica de la hormona es extraordinariamente efectiva. Después de dos meses, las lesiones de 96.5 por ciento de pacientes tratados tópicamente con una preparación de calcitriol (hormona de vitamina D) mejoraron, sin efectos secundarios perceptibles, en comparación con 15.5 de controles tratados solamente con petróleo. En 1994, la Administración de Medicinas y Alimentos (FDA) de EE.UU. aprobó un tratamiento local para la psoriasis basado en la vitamina D, llamado calcipotriol.

 

El descubrimiento de que la vitamina D está presente en los núcleos de células en muchos tejidos del cuerpo, ha llevado a los científicos a comenzar a explorar una variedad de nuevas aplicaciones, para revelar así los beneficios potenciales de esta anteriormente enigmática hormona.

Al ingresar al siglo veintiuno, reconocemos que la investigación científica básica llevada a cabo en los dos siglos anteriores, no sólo había desenmarañado la función de la elusiva hormona de vitamina D, sino que también nos ha proporcionado métodos para proteger la salud de adultos y de niños. Los investigadores están buscando nuevas aplicaciones para la vitamina D, pero su papel en el desarrollo y conservación de los huesos continúa siendo un problema importante de salud, especialmente para adultos de edad mediana y edad avanzada.

Pagína AnteriorPróxima Pagína

 

The National Academies

|

Current Projects | Publications | Directories | Search | Site Map | Feedback

Copyright 2003 National Academy of Sciences. All rights reserved.
500 Fifth Street, N.W., Washington, DC 20001
Terms of Use & Privacy Statement