Global Navigation
PÁGINA PRINCIPAL

SEMILLAS DE DISEÑO

CONSERVACIÓN DEL MILAGRO DE LA VISTA: EL LÁSER Y LA CIRUGÍA OFTALMOLÓGICA

TRATAMIENTO DE LA LEUKEMIA INFANTIL

WAVELETS: VER EL BOSQUE Y LOS ÁRBOLES

EL FENÓMENO DE LA REDUCCIÓN DEL OZONO

EL DESARROLLO DE LA RESONANCIA MAGNÉTICA

PARA ACLARAR EL ENIGMA DE LA VITAMINA D

LA HISTORIA DE LA HEPATITIS B

SONIDO DESDE EL SILENCIO: EL DESARROLLO DE LOS IMPLANTES COCLEARES

EL DESARME DE UN VIRUS MORTAL: LAS PROTEASAS Y SUS INHIBIDORES

POLÍMEROS Y PERSONAS

CUANDO LA TIERRA SE MUEVE

SONDEAR LOS SECRETOS DEL OCÉANO

DE LOS EXPLOSIVOS AL GAS TERAPÉUTICO: EL ÓXIDO NÍTRICO EN BIOLOGÍA Y MEDICINA

SISTEMAS DE POSICIONAMIENTO GLOBAL: EL PAPEL DE LOS RELOJES ATÓMICOS

LAS COMUNICACIONES MODERNAS: LA REVOLUCIÓN DEL LÁSER Y LA FIBRA ÓPTICA

PRUEBAS DE GENES HUMANOS

LOCAL SEARCH


Contenido
Primera Página
Buenas vibraciones
La navegación por sonido
Una zona de sombra acústica
Propagación del sonido en el océano
Un canal de sonido
Escuchando al océano
Examinando el interior del océano mediante sonido
Cronología
Créditos
  Sondear los secretos del océano

Pagína AnteriorPróxima Pagína


Una zona de sombra acústica

Los científicos tenían a su disposición un nuevo dispositivo llamado batitermógrafo o BT, inventado en 1937 por Athelstan Spilhaus de la WHOI y el Instituto de tecnología de Massachusetts o MIT (del inglés Massachusetts Institute of Technology). El BT era un pequeño dispositivo en forma de torpedo que contenía un sensor de temperatura y un elemento para detectar cambios en la presión del agua. El BT, que se sumergía en el agua desde un barco, registraba los cambios de presión y temperatura a medida que iba descendiendo por el agua. Dado que la presión en decibares es aproximadamente igual a la profundidad en metros, los técnicos pudieron establecer una correlación entre la profundidad y la temperatura. Spilhaus pensaba que su BT tendría muchas aplicaciones en el estudio de numerosos aspectos básicos del océano como, por ejemplo, el efecto de la temperatura y la profundidad en la vida marina o la estructura de las corrientes oceánicas, especialmente los remolinos que se originan a los lados de grandes corrientes como, por ejemplo, la Corriente del Golfo. Sin embargo, Iselin y la marina de los EE.UU. utilizaron el BT para realizar un descubrimiento diferente y de uso más inmediato.

Las mediciones realizadas con el BT demostraron que cuando comenzaba la tarde, el sol había calentado una capa de agua superficial de 5 a 9 metros de grosor (16 a 30 pies), cuya temperatura llegaba a ser de 1 a 2 grados centígrados (2 a 4 grados Fahrenheit) superior a la temperatura del agua que se encontraba debajo. Bajo esta capa superficial el agua se enfriaba rápidamente a medida que aumentaba la profundidad. Dado que la velocidad del sonido aumenta con la temperatura, los científicos descubrieron que las señales emitidas por el sonar del barco se desplazarían con mayor velocidad a través de la capa caliente, disminuyendo drásticamente la velocidad al entrar en contacto con la capa más fría situada debajo. Del mismo modo, descubrieron que las ondas sonoras que se desplazaban por capas con diferentes propiedades se refractaban alejándose de la región en la que el sonido se desplaza más rápido y dirigiéndose hacia la región donde la velocidad disminuye. Esta flexión crea una "zona de sombra" acústica que permite que cualquier submarino que se encuentre situado justamente por debajo de la línea que separa las capas de agua más calientes de las capas de agua más frías, no pueda ser detectado por las señales del sonar.

En la capa de agua caliente del océano, el sonido se refracta hacia la superficie. A medida que las ondas sonoras se desplazan hacia el fondo donde el agua es más fría, la velocidad del sonido disminuye y se refracta hacia abajo, creando una zona de sombra en la que un submarino puede esconderse (adaptación de "Underwater Sound" [Sonido submarino] de R.A. Frosch de International Science and Technology [Ciencia y tecnología internacional]).

Columbus Iselin reconoció inmediatamente la importancia de la zona de sombra acústica y el BT para la guerra submarina. Cualquier submarino equipado con un BT podía utilizarlo para determinar dónde se encontraba la zona de sombra con relación al barco que lo estaba persiguiendo y, de esta forma, hacerse prácticamente invisible al sonar enemigo. Por su parte, los barcos caza podían utilizar un BT para el efecto contrario, ajustando la dirección de su sonar para tener en cuenta la refracción esperada.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el BT pasó a formar parte del equipamiento estándar en todos los submarinos y buques de la marina de los EE.UU. que intervinieron en la guerra antisubmarina. Los oficiales de la marina asistieron a la WHOI para aprender a utilizar el BT y los oceanógrafos viajaron a las bases navales del país para formar a los marinos que iban a participar en la guerra. Los submarinistas recibieron órdenes de enviar todos los datos registrados con el BT a la WHOI o al Departamento de investigaciones de guerra de la Universidad de California en Punta Loma, donde se preparaban los gráficos del sonar y se enviaban a la armada.

Pagína AnteriorPróxima Pagína

 

The National Academies

|

Current Projects | Publications | Directories | Search | Site Map | Feedback

Copyright 2003 National Academy of Sciences. All rights reserved.
500 Fifth Street, N.W., Washington, DC 20001
Terms of Use & Privacy Statement